¡De lesionado a petado!

Os presento a Luis. Luis es un hombre sonriente, deportista y un gran cantante; de hecho, forma parte de una agrupación coral.

Sin embargo, Luis llevaba con un dolor intermitente en el hombro derecho algo más de 2 años. Es un hombre activo y además de caminar todos los días, hace karate. Pero le resultaba realmente doloroso practicar este deporte, ya que como sabrás, una de sus modalidades son las “Katas”: movimientos coordinados de puños y patadas al aire en un orden determinado. 

Escucha su TESTIMONIO.

He de decir que el hombro es una articulación muy compleja y latosa de tratar, ya que, lo vas a involucrar en casi cualquier movimiento que realices en tu día a día. Así que, es normal que la gente se exaspere tanto con una lesión en el hombro. (Obviamente todas las articulaciones tienen su complejidad, pero es verdad que después de la espalda y la rodilla, suele ser la más lesionada).

Luis, principalmente me contactó por el hombro, que era lo que más le dolía. Sin embargo, después de hacerle la valoración, esto fue lo que encontré:

  • Dolor en el hombro derecho al llevar el brazo hacia atrás y hacia arriba (típico movimiento para coger el cinturón del coche) y de vez en cuando al levantar el brazo para agarrar un objeto, como cuando quieres coger ese vaso del último estante de la cocina
  • Dolor en la espalda, en la zona lumbar concretamente
  • Síndrome cruzado anterior o postura de los hombros caídos (o, la típica postura que adoptas cuando te sientas mal en una silla, y tu espalda está formando una “C”, tu cabeza adelantada y tus hombros están caídos y adelantados; vamos, lo mejor de lo mejor 😁). Este síndrome es más común de lo que pensamos, y este artículo titulado así, te explica un poco mejor qué es exactamente y por qué suele estar relacionado con tantos dolores de hombro https://trainmestudio.es/sindrome-cruzado-superior-mas-comun-lo-pensamos/ 
  • Sensación de fatiga continua y falta de fuerza en general, sobre todo en la espalda y hombros
  • Cansado de estar siempre con dolor
  • Motivado por la práctica correcta del ejercicio guiado y buena actitud para aprender y mejorar 

Total, que después de 5 meses trabajando, este es el resultado:

  1. Desaparición del dolor de hombro por completo
  2. Rango de movimiento en la articulación del hombro casi perfecto
  3. Dolor en la espalda prácticamente nulo o le aparece cuando realiza alguna actividad de mucho esfuerzo, mantenida e intensa como pintar o cargar peso durante muchas horas
  4. Postura adecuada y buena alineación de la cadera, espalda y cabeza
  5. Aumento claro de la fuerza en espalda, hombros y glúteos
  6. Buenas sensaciones con las rutinas y los entrenamientos autónomos en casa
  7. Mejoras semanales y progresión adecuada de los ejercicios
  8. Sensación de bienestar
  9. Vuelta a la práctica del karate sin molestias

Arriba podrás ver un vídeo – resumen en el que observarás cómo fuimos progresando desde la 1ª semana hasta la 16ª. Realizamos ejercicios específicos adaptados a Luis, con mucho control, para que aprendiera bien la técnica y que, posteriormente,  pudiéramos meterle más peso a los ejercicios y hacerlos con una mayor dificultad.

En la foto también se ve la evolución postural tan grande que ha tenido Luis.

Espero que te guste y que veas que con paciencia, esfuerzo y un buen entrenamiento se pueden conseguir los objetivos que tú tengas en mente. Bien sea readaptar una lesión, aumentar tu fuerza, mejorar tu condición física y por supuesto, explotar al máximo tus aptitudes musicales. 

Nos guste o no, estamos diseñados para movernos, no para estar sentados 14 horas al día. Y es precisamente en casos como los de Luis, donde vemos la importancia y los beneficios de hacer ejercicio físico 30 minutos al día (que fue de media lo que entrenaba, 6 días a la semana). Como ves, tampoco vienen solos los resultados. Hay que trabajar para ello, como todo lo bueno en esta vida😊. 

¿Cómo estará Luis físicamente cuando cumpla 1 año de entrenamiento? Descúbrelo en futuros artículos 💪

P.D.: en el “Detrás de las Cámaras”, cuando Luis canta “Las Mañanitas” de Alejandro Fernández, nos sorprendió a Isa (encargada de la cámara y montaje) y a mí una vez empezó a improvisar. De hecho cortamos la risa que nos dio al final a las dos. 

Muchas gracias Luis, por dejarnos grabarte. Y también por ser tan buen alumno y hacer que se vean tus resultados gracias a tu duro trabajo y constancia.

Muchas gracias Isa, por ser mi directora y mi encargada de montaje. (Y mi amiga y familia). 

¡Sois geniales!