¿No descansas?

Tu gran problema como MÚSICO y cómo solucionarlo

¿Sientes que tu cuerpo a veces se resiente cuando tocas más de 1 hora? ¿Has ensayado un pasaje complicado una y otra y mil veces más y ves que no sale en el tiempo que querías? ¿Tardas más en recuperarte después de tus ensayos? ¿Te notas cansado mientras tocas tu instrumento y tus músculos están fatigados? 

Si alguna de estas respuestas en un SÍ para ti, pues espero poder ayudarte un poco con este artículo y que aprendas más sobre los descansos y por qué son muy necesarios en tu práctica diaria y también para tu salud mental y física.

Como deportista que soy, obviamente los descansos eran parte de mi entrenamiento. Y no sólo te hablo de las pequeñas pausas de 2 y 3 minutos donde descansaba y bebía agua, sino en el día libre a la semana, el mes de descanso en verano y como no, las horas de sueño de la noche. 

Pues bien, de todo esto hablaremos aquí. Porque el descanso en tus ensayos, en tu día a día, en tu semana y en tu año son muy importantes para mantener un equilibrio en tu vida como músico y para mejorar tu salud mental y física. 

Te explicaré los tipos de descansos que deberían existir en tu vida como músico que eres. Da igual que seas profesional o amateur, mientras te guste tocar un instrumento, programar tus descansos facilitará tu vida en muchos aspectos. ¡Comencemos!

PAUSAS CORTAS EN CADA HORA

Lo que se suele recomendar es hacer pausas de 5 minutos cada 25. Es una técnica que se llama Técnica Pomodoro (haz click en la imagen si quieres saber más sobre esta técnica). Sin embargo, lo que yo aconsejo es que lo hagas un poco como tú quieras. Hay músicos que prefieren estudiar 40 minutos y descansar 5; o trabajar 45' y descansar 15'. La idea es hacer una pausa corta más o menos en una hora, pero siéntete libre en hacerlo a tu manera, ya que eres quien mejor se conoce y si necesitas más tiempo seguido de estudio, pues genial. ¡Pero acuérdate de descansar algo en cada hora para que tus músculos se oxigenen y se relajen de esa posición tan mantenida y estática que tienes!

PAUSAS LARGAS

Siguiendo un poco con la Técnica Pomodoro, ésta dice que cada 4 "Pomodoros", te tomes un descanso más largo, entre 20-30 minutos. Aquí puedes aprovechar para estirar, comer algo, tomarte un café, descansar, caminar un poco, escuchar música o incluso la obra que estás ensayando...siempre es bueno que en los descansos aproveches para NO HACER demasiado esfuerzo con los músculos que usas al tocar. Normalmente para los instrumentistas, son: dedos, manos, muñecas, hombros, espalda...más relacionado con el tren superior. Evita mandar muchos mensajes, o agarrar cosas pesadas en ese tiempo para que tu musculatura específica descanse. Al fin y al cabo, las pausas están para no sobrecargarte más.

DESCANSO EN LA NOCHE

Aquí me refiero a las horas que duermes de noche, obviamente. Tú te conoces y sabes cuántas horas necesitas para rendir al máximo al día siguiente. Procura dormir esas horas necesarias porque lo vas a notar muchísimo en tu bienestar. Me acuerdo que en mi último año de carrera, que además lo compaginaba con el último año de Conservatorio, dormía casi 8 horas diarias. Tengo la sensación de que ese año no fue tan difícil como yo me imaginaba, y estoy segura que una de las razones fue por descansar bien todas las noches. Tenía energía de sobra para afrontar la cantidad de cosas que tenía que hacer al día siguiente. Así que...¡ponte el pijama a una hora prudente y acuéstate temprano para aprovechar el día y no parecer un zombie!

DÍA SEMANAL DE DESCANSO

"¿¡QUÉ!? ¿Que debería descansar un día a la semana? Camila, estás loca". Sé que es lo que has pensado. No pasa nada. Pero ante esto sólo tengo que decirte una cosa: a la larga tocarás mejor. Como todo lo bueno en esta vida, my friend, encontrar el equilibrio es lo mejor que hay. ¡Disfruta un poco de otras cosas! Sal a caminar, queda con tus amigos, pasa tiempo con tu familia, practica el deporte que te encanta o visita sitios que te gusten. Cuando tengas épocas de conciertos, si te estresa dejar de tocar un día a la semana, escoge un día en el que toques menos tiempo. Pero descansar una vez por semana no te hará peor músico. La mayoría de las veces, todo lo contrario.

¡VACACIONES!

Seguro que esta palabra te crea felicidad al escucharla. ¡Cómo no! Pues aunque tú no lo creas, también las mereces, querido músico. ¡Y más que nadie! ¿Cuánto tiempo más o menos? Pues un mes al año mínimo. Puede asustarte la idea de dejar de tocar un mes entero (ya te asusta hacerlo sólo un día...), pero tu cuerpo y tu mente tienen que desconectar. Como cualquier deportista (incluso los de élite), es necesario que descanses para reponer energías. Y no te creas que después te va a costar tanto volver a estar en plenas condiciones. Para nada. En un par de semanas volverás a estar listo para seguir mejorando y cumpliendo tus objetivos. Si te asusta esta idea, piensa en los mejores deportistas del mundo. Ellos también van de vacaciones una vez al año. Te lo puedes permitir. Desconectar de una actividad que haces prácticamente todos los días del año, te vendrá bien. Prueba a hacero y me cuentas qué tal 🙂

Para terminar este artículo, el mensaje que quiero transmitirte en este: DESCANSA. Hazlo a tu manera y si tienes cualquier duda, ponte en contacto conmigo. Me encantará hacerte la vida un poco más fácil y a ayudarte a ser un mejor músico.